Soy (tú sabes vos sabés).
Sé, no obstante, que te estoy mintiendo.
Sabés bien que no existo, sino aquí, en tu mente. Porque yo estoy en tu mente
y no en otro lado. Detente un segundo aquí (¿por qué aquí?)

Son sólo palabras. En verdad, ni bellas son.
Pero son palabras y yo estoy en tu mente.